Image by Priscilla Du Preez

Por una sociedad diversa e inclusiva

Dinero significa poder. Y, si algo nos muestra la Historia, es la increíble cantidad de personas y comunidades que han sido excluidas de ambos.


¿No es hora de cerrar el círculo entre nuestra economía y la diversa realidad de nuestro mundo?


En el octavo Día Internacional de la Banca con Valores (3 de noviembre), queremos mostrar cómo el dinero puede ser el catalizador hacia una sociedad más diversa e inclusiva. Y cómo cada persona e institución puede marcar la diferencia.


Mujeres y banca


Todavía hay 70 países en el mundo donde las mujeres no pueden abrir una cuenta bancaria ni acceder al crédito. Este nivel de exclusión ha dado lugar a una serie de iniciativas clave. La organización sin fines de lucro Women's World Banking se creó en 1975, después de la primera Conferencia de ONU Mujeres, para promover la inclusión financiera y el emprendimiento femenino. Mientras tanto, a nivel nacional se han constituido entidades como Banco Mundo Mujer, en Colombia. Esta organización es miembro de la Alianza Global para una Banca con Valores (GABV), una red de los principales bancos con valores del mundo y una plataforma en movimiento por una banca inclusiva.


A pesar de la discriminación tan arraigada en muchos lugares, el 33% de las pequeñas empresas en el mundo son propiedad de las mujeres, una cifra que aumenta hasta el 51% en América Latina, de acuerdo con el estudio Un viaje de la GABV en torno al género en Latinoamérica. El informe indica que, si bien las mujeres empresarias reembolsan sus préstamos en mayor medida, administran los riesgos de manera más responsable e invierten más en educación, generalmente se les ofrece menos crédito que a los hombres. En América Latina, la brecha crediticia para las pequeñas y medianas empresas lideradas por mujeres es de 98 mil millones de dólares y la mayoría no tiene suficiente acceso a financiación para cubrir sus necesidades. El estudio concluye que fomentar las iniciativas de las mujeres sería clave para un desarrollo económico más amplio. Pero aún deben derribarse obstáculos fundamentales. Como el hecho de que muchas mujeres todavía requieran la firma del marido para poder asegurarse una línea de crédito.


Afortunadamente, más bancos en todo el mundo, incluidos los miembros de la GABV BRAC Bank en Bangladesh y Bank of Palestine, luchan contra la discriminación con productos crediticios específicos para mujeres emprendedoras que transforman su vida y la de sus familias.


El cambio requiere de liderazgo y representación. Y, aunque existen poderosas excepciones y una amplia evidencia del impacto positivo de un liderazgo más diverso, las mujeres siguen estando infrarrepresentadas en los puestos superiores de las instituciones financieras. Representan solo el 20% de los miembros de consejos de administración en la industria financiera en el mundo.


Con un 50% de mujeres en su consejo, Lead Bank, miembro de la GABV en Kansas, Estados Unidos, es una honrosa excepción. “Identificamos hace mucho, mucho tiempo la necesidad y los beneficios sociales de una participación mayor y más completa de las mujeres en los asuntos financieros y las actividades de toma de decisiones de sus comunidades”, explica Joshua C. Rowland, director ejecutivo.


El auge de las finanzas afroamericanas

Según la Reserva Federal de Estados Unidos, hasta el 45% de las solicitudes de crédito de afroamericanos fueron denegadas en el país en 2020, en comparación con el 31% de las de solicitantes hispanos y el 18% de las realizadas por solicitantes blancos.


Abordar este tipo de desigualdad estuvo detrás de la creación de City First Bank en Washington DC en la década de 1990. El banco se ha centrado, desde su fundación, en la inclusión financiera de los barrios de bajos ingresos, la mayoría con una importante población afroamericana. En 2021, este miembro de la GABV y Broadway Federal Bank, en Los Ángeles, acordaron fusionarse para crear el mayor banco liderado por la comunidad afroamericana en los EE. UU.


La importancia de este movimiento va mucho más allá de una fusión clásica al servicio de la eficiencia y el beneficio. La discriminación económica estructural implica que muchos bancos vinculados con la comunidad afroamericana tengan una base de activos relativamente baja. En 2020, como informa LA Times , mientras que un banco convencional como Wells Fargo tenía 1,97 billones de dólares en activos, los bancos propiedad de latinos en los EE. UU. tenían un promedio de 109 mil millones de dólares y los bancos liderados por afroamericanos solo 4.850 millones de dólares.  


El aumento de la conciencia social al respecto ha impulsado una acción más amplia entre la sociedad civil, con iniciativas como el movimiento #BankBlack, que pide a los afroamericanos que depositen dinero en bancos vinculados con su comunidad.


Finanzas para todo el mundo


La exclusión financiera también afecta a muchos otros grupos. Pero los bancos con valores demuestran que existen soluciones sólidas, escalables y de alto impacto porque reconocen y potencian la diversidad mediante un uso diferente del dinero.


Una de cada ocho personas tiene alguna discapacidad. Consciente de esto, Finca DRC, banco miembro de la GABV en la República Democrática del Congo, lanzó un programa para abordar la discriminación contra las personas invidentes. El banco patrocinó a mujeres ciegas que mendigaban en las calles de la capital, Kinshasa, para que iniciaran sus propios negocios. Muchas de estas mujeres fundaron pequeños negocios minoristas, vendiendo productos como aceite de cocina o comestibles. Durante muchas semanas, el personal de Finca capacitó a estas mujeres en gestión empresarial. Formaron un grupo de ahorro, lo que resultó en que la mayoría de las mujeres creasen negocios a largo plazo. Han acumulado ahorros para desarrollar una vida digna y resiliencia frente a los desafíos vitales.


Otro de los muchos grupos que necesitan un mejor acceso a la financiación son los migrantes. A pesar de representar el 3% de la población mundial, millones de migrantes sufren exclusión financiera durante años después de migrar debido a los obstáculos para obtener la ciudadanía plena. Esto conlleva consecuencias importantes, como dificultades de acceso a la vivienda. En Minnesota, Sunrise Banks, miembro de la GABV, ha decidido actuar a través de su Hipoteca Open Door. Este es un producto especialmente adaptado enfocado a los residentes nacidos en el extranjero que no pueden obtener todos los trámites necesarios para las hipotecas convencionales.

Cómo contribuir al cambio...

Compartir


Comparte con #BankingOnValues en redes sociales

Cambiar


Descubre el miembro de la GABV más cercano

Saber más

Hacia otra línea de acción

Cómo el dinero puede crear un cambio sistémico

Como bancos con valores, hacemos posible...

15.jpg

Un clima saludable

16.jpg

Una economía justa

18.jpg

Una sociedad diversa e inclusiva

¿Cómo podemos limitar el impacto devastador de los desastres climáticos? No es posible arreglar el clima sin arreglar las finanzas.

A los bancos con valores les importa el periplo del dinero que se les confía y el impacto que genera en nuestras vidas.

Dinero significa poder. Y demasiadas personas y comunidades han sido excluidas de ambos. La marea empieza a cambiar.